Blogia
STOP SAP

Una madre pierde la custodia de su hija en favor de un padre condenado por maltrato

La sentencia de un juez de Sevilla argumenta que la mujer incumplió el régimen de visitas.- La Junta de Andalucía tilda el fallo de "incomprensible para cualquiera que tenga un mínimo de sentido común"

Un juzgado de la localidad sevillana de Dos Hermanas ha ordenado la retirada de la custodia de una niña de nueve años a su madre por incumplimiento del régimen de visitas para entregársela a su ex pareja, del que se divorció en 2001 y sobre el que pesa una condena de un año y nueve meses de cárcel por malos tratos contra la mujer y una orden de alejamiento. Por el atasco de la Justicia, mientras se resolvía el caso su ex pareja la denunció por las visitas y la condena por maltrato se dictó un mes después que la de la custodia. La madre, con la Ley contra la Violencia de Género en la mano, pide que se reabra el caso, con el apoyo de la Junta de Andalucía. Esta misma tarde, a las siete, según el fallo judicial, el padre de la menor tendrá su custodia y será ella sólo podrá verla dos días a la semana y fines de semana alternos.

Es un caso complejo. María ha sido condenada por dos juzgados sevillanos por este delito, lo que provocó que el año pasado la Sección Segunda de lo Civil de la Audiencia Provincial le retirara la custodia en favor del padre, un mes antes de que el Tribunal Supremo confirmara la condena de un año y nueve meses por maltrato habitual impuesta al que fuera su marido por la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Sevilla. Una sentencia que ella ha aportado con posterioridad en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de la localidad sevillana, sin éxito, y con la que quiere reabrir su caso.

Lo hizo "por desconocimiento"

La madre de la menor, María S., considera que, además de los malos tratos recibidos por su marido, "está siendo maltratada por la Justicia", ya que el proceso penal contra su ex marido se ha demorado casi siete años, según recoge en su edición de este miércoles El Correo de Andalucía. A este diario explica que se separó de su marido por el continuo maltrato al que la tenía sometida y consiguió la custodia de su hija, con un régimen de visitas para el padre de la menor.

Sin embargo, María no lo cumplió. Y no lo hizo, según la versión que ha dado a este periódico y a Europa Press Televisión, al principio "por miedo". Luego, porque su ex pareja se retrasaba continuamente en la entrega de los "cuadrantes laborales" que debía presentar en el juzgado para poder estar con su hija, "por trabajar a turnos", por lo que, "al no saber cuándo tenía que dejar a la menor en el punto de encuentro, no la llevaba". En este sentido, ha indicado que si ella se ha equivocado ha sido "por desconocimiento" de cuándo tenía que entregar la niña a su padre. "Esta persona ha utilizado todo este tiempo a al niña para denunciarme", ha añadido.

Además, ha admitido tener "miedo" de esta persona, si bien ha afirmado que la menor tiene una relación "normal" con su padre aunque, eso sí, "no quiere irse con él". "Tengo miedo de esta persona porque en algunas ocasiones me ha devuelto a la niña con contusiones debido a las caídas y no la ha llevado al hospital", ha dicho, aunque admite que en "ningún momento" ha pensado que su ex pareja haya hecho con su hija lo mismo que hizo con ella -malos tratos físicos-. María está pasándolo "francamente mal", no está dispuesta a perder a su hija y va "a llegar donde haga falta".

La Consejería para la Igualdad y el Bienestar Social de la Junta de Andalucía ha intervenido en favor de la madre. La consejera, Micaela Navarro, ha tildado la resolución judicial de "incomprensible para cualquiera que tenga un mínimo de sentido común" pero ha pedido a la madre que la cumpla. "Hay que tener en cuenta que se trata de una resolución judicial, y como tal hay que acatarla. Hasta que no se produzca otro auto en contra, la menor tiene que ser entregada a su padre, por más que nos resulte bastante duro", se ha lamentado la consejera.

Navarro ha explicado que ya se han remitido a la Fiscalía "todos los informes pertinentes" relativos a este caso desde el Instituto Andaluz de la Mujer y la Dirección General de Violencia de Género, para que los jueces tengan en cuenta todas las circunstancias que se recogen en la Ley de Violencia de Género. Según esta normativa, un padre "puede ser suspendido en el régimen de visitas y mucho más cuando estamos hablando de la guardia o tutela del menor".

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres